Durante las últimas décadas se ha tildado a la Iglesia Católica de homófoba por desencarar el riesgo en que se encuentra esta población, medica y emocionalmente. Nada más lejano de la realidad, al ser de las pocas instituciones que ha tendido la mano a los homosexuales enfermos, cuando nadie quería ni siquiera tocarlos y lanzarse hasta los lugares más remotos de la tierra para servirlos. (1)

Del mismo modo, la Iglesia Católica en Mexico es cercana a los enfermos de SIDA a los cuales atiende aun antes que el sistema de salud lo hiciera e inclusive antes de que se reconociera la existencia de la enfermedad en nuestro país en 1985. 

Read the Whole Article at https://associationofcatholicwomenbloggers.blogspot.com/

Share Via Email
Share Via Email